6 de mayo de 2011

Los valles secos de la Antártida


Están localizados en el oeste de la tierra Victoria en el estrecho de McMurdo.

Su nivel de humedad es extremadamente bajo, no poseen nieve y tampoco están cubiertos de hielo.

Estos valles no han conocido ninguna precipitación en los últimos dos millones de años (según algunos científicos).



Con una extensión de 4800 kilómetros cuadrados son la mayor zona de la Antártida desprovista de hielo, esto es debido a los vientos que pueden alcanzar aquí velocidades de hasta 320 kilómetros hora, probocando la evaporación de toda humedad.




El fondo de estos valles tienen lagos que permanecen siempre helados y que poseen varios metros de grosor. Bajo el hielo, el agua es extremadamente salada.








La catarata de sangre de la Antártida.

La catarata se haya ubicada en la cara frontal del Glaciar Taylor, ubicado en los Valles Secos de Mc Murdo. Aquí hay glaciares de dos tipos, unos formados de agua dulce y otros de agua salada como el Taylor.




De esta catarata mana agua salada teñida de un rojo intenso dando la apariencia de ser una catarata de sangre.





Ese tono rojo probiene de bacterias anaeróbicas cuyo metabolismo se basa en el hierro y azufre, sobreviven a temperaturas por debajo del punto de congelación . Esta maravilla natural fue encontrada por los científicos en 1960.







Es como haber encontrado un bosque que nadie ha visto durante 1,5 millones de años, explica Ann Pearson, coautora del estudio. Esta cápsula del tiempo, a juicio de los científicos, también servirá para explicar cómo era la vida cuando la Tierra se convirtió en una gigantesca bola de nieve, hace cientos de millones de años.





click en la imagen para ampliar



No hay comentarios: